domingo, 29 de enero de 2017

UN JUEZ AUTORIZA REGISTROS Y DETENCIONES POR EL TESTIMONIO DE UNA JOVEN "VIDENTE"


Una adolescente de 14 años aseguró que el fallecido, Diego Anyer (20), se le apareció en una visión y le dio detalles de cómo y quiénes lo mataron el pasado miércoles en San Vicente. Hay varios demorados. 

La Policía no tiene como colaboradores a médiums, videntes o los llamados asesores psíquicos, que a veces se presentan ante las autoridades -por sí mismos o a través de familiares de las víctimas- a ofrecer sus servicios. Pero hay excepciones. Y una de éstas es el caso Diego Anyer, el joven de 20 años que fue hallado sin vida y con un disparo en el rostro el miércoles pasado a las 22 sobre la banquina de la ruta nacional 14, en el kilómetro 968, en la zona suburbana de San Vicente. 

El joven había estado momentos antes en la casa de un familiar y salió del lugar tras un llamado telefónico. Interrumpió la cena y esa fue la última vez que sus parientes lo vieron con vida. A los pocos minutos, apareció muerto. 

El tiro literalmente le atravesó el cráneo. La Policía acudió a la escena, ubicada a unos nueve kilómetros al sur de la citada localidad, y los pesquisas descartaron el robo, en virtud de que el o los autores no se llevaron nada. Tal como adelantó este Diario, por las características del hecho, los efectivos se inclinaron por un “ajuste de cuentas” de trasfondo que, prima facie, era confuso. 

Al día siguiente hubo un detenido. Un hombre de 51 años que, de acuerdo a datos que manejaba la Policía, hace un tiempo habría amenazado de muerte a la madre de la víctima. Al allanar su domicilio, los funcionarios policiales hallaron armas de fuego, por lo que el sujeto fue investigado preventivamente por la tenencia de las mismas, sin muchos elementos que lo vinculen al crimen. 

Hasta allí nada fuera de lo normal. Hasta que llegó el momento del último adiós al joven asesinado.

El velorio, la menor y la visión 
El viernes siguiente al homicidio -y en las horas siguientes- se sucedería una serie de episodios cuando menos, extraños. Alrededor de las 23 de ese día, en el hospital de San Vicente ingresó una adolescente de 14 años que, de acuerdo al parte médico oficial, se encontraba “en estado de shock”. 

Al ser entrevistada por los uniformados, habría manifestado que cuando se encontraba en el velatorio de “Dieguito” (Anyer) y en momentos que se dirigió al sanitario, se le apareció el fallecido en una visión y le dijo que “el detenido del pasado jueves, de 51 años, no fue quien lo mató” y que “los responsables de su muerte fueron el padre y el novio de una joven oriunda de Dos De Mayo con quien él intentaba mantener una relación”, al tiempo que le pedía que “no se quedara en silencio, que contara todo esto a las autoridades para que se hiciera justicia”. 

La menor recién declaró ante la Policía formalmente al otro día -sábado-, debido a su estado de salud. Lo hizo en compañía de un hermano de 20 años y ante personal de la Unidad Regional VIII (con asiento en San Vicente), de la División Homicidios Posadas y la psicopedagoga de esa Unidad. 

Para sorpresa de los investigadores, había más cuestiones sobrenaturales vinculadas a la causa. Muchas más. También se le apareció en sueños La adolescente habría revelado ante los uniformados y la psicopedagoga que en el transcurso de la noche tuvo sueños y visiones con la víctima. 

Habría indicado que Anyer se le apareció en sueños y le mostró la secuencia de su muerte, confió un vocero oficial. La chica habría afirmado que observó cuando “Anyer es interceptado por siete personas que circulaban en una camioneta de color blanca. Estos individuos se bajan y lo golpean. Cuando Anyer corre lo alcanzan y uno de los sujetos, al que señaló como el padre de la joven con la que la víctima intentaba mantener una relación, le efectuó un disparo en el rostro y luego los agresores se retiran con rumbo a Dos de Mayo”. 

Siguiendo las pistas 
Los pesquisas siguieron algunas de las pistas aportadas en las visiones y llegaron hasta el paraje Tealera de Dos de Mayo, donde se entrevistaron con una niña de 12 años y con su padrastro de 39. Si bien el testimonio de ambos no habría sido de interés para la causa, recién cuando dialogaron con la madre de la menor, les habría dicho que esta tendría un novio de 19 años, tal como consta en el parte oficial. 

La mujer habría agregado que justamente este joven “por celos amenazó que le sucedería algo a Diego si ella no lo dejaba, que el día 18 de enero (miércoles pasado y día del crimen) este muchacho habría llamado por teléfono a su hija y le dijo que esa noche iba a suceder algo”. 

Luego, alrededor de la medianoche, cuando la menor dormía, la testigo habría asegurado que el “novio de su hija golpeó la ventana y le confesó que mató a Diego y tenía en la mano un trapo blanco con el cual sujetaba un arma de fuego”, indicó la misma fuente. Fue entonces que los uniformados procedieron a la detención de la supuesta pareja de la menor de 12 años, un sujeto de 19, quien ahora es el más complicado en la causa, reveló un portavoz del caso. 

Además, fueron demorados y trasladados a sede policial tres jóvenes de 23, 28 y 18 años, como así también un adolescente de 16 (quien fue liberado el domingo por la noche), al igual que el padrastro de la nena de 12, informaron desde la Unidad Regional VIII. 

Los pesquisas tratan de dilucidar si estos individuos participaron en el hecho. 

Allanamientos y ropa con manchas 
Con la presencia del juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco, se allanaron las viviendas de los mencionados individuos. En la casa de la presunta pareja de la menor de 12 años -en el barrio Cooperativa de Dos de Mayo- se halló una remera azul y un pantalón de jean prelavado, ambas prendas con manchas color escarlata similares a sangre. 

En un pozo situado cerca de la vivienda del joven de 19 años los efectivos buscaban el arma presuntamente utilizada en el hecho, indicó un vocero.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/238867/una-vidente-guio-a-los-policias-hasta-los-presuntos-asesinos-de-un-j.html