viernes, 17 de febrero de 2017

LA APARICION DE LA VIRGEN EN EL MALECON: UNA OPERACIÓN PSICOLOGICA DE LA CIA CONTRA FIDEL CASTRO


Nacido en 1908, el General de División Edward Geary Lansdale sirvió en la Oficina de Servicios Estratégicos de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Luego, en 1945, fue trasladado a las Fuerzas Aéreas de la HQ en el Pacífico Occidental en Filipinas y, en 1957, recibió un puesto en la Oficina del Secretario de Defensa, trabajando como Asistente Adjunto de la SoD por lo que vagamente, pero intrigante , Denominado Operaciones Especiales. Y, ciertamente, ninguna operación de la época de la Guerra Fría se hizo más especial (y extraña) que una que Lansdale coordinó casi sola- mente.
Era una, verdaderamente, de proporciones bíblicas. De hecho, fue diseñado para tratar de convencer al liderazgo y al pueblo de Cuba de dos cosas sorprendentes: (A) que la Segunda Venida de Jesucristo había llegado; Y (B) que era un gran fan de los EE.UU. Sí, no te engaño ... Contenido en las páginas de un documento del 20 de noviembre de 1975, titulado Alguien de asesinatos con líderes extranjeros , Informe provisional del Comité selecto para estudiar las operaciones gubernamentales con respecto a las actividades de inteligencia , es una fascinante declaración de Thomas A. Parrott, CIA durante veinticuatro años, y que ocupó el prestigioso cargo de Subdirector Adjunto de Programas de Inteligencia Nacional.
Comentando algunas de las operaciones más extrañas de Lansdale que fueron impulsadas por la religión, la mitología antigua y la leyenda, Parrott señaló a la comisión: -Te daré un ejemplo de la perspicacia de Lansdale. Tenía un maravilloso plan para deshacerse de Castro . Este plan consistía en difundir la palabra de que la Segunda Venida de Cristo era inminente y que Cristo estaba en contra de Castro que era anticristo. Y usted extendería esta palabra alrededor de Cuba, y luego en cualquier fecha que fuera, que habría una manifestación de esto. Y en ese momento -esto era absolutamente cierto- y en ese momento, justo por encima del horizonte, habría un submarino americano que saldría de Cuba y enviaría unas conchas de estrellas. Y esta sería la manifestación de la Segunda Venida y Castro sería derrocado. " Las cáscaras estrelladas, para aquellos que se preguntan, son, esencialmente, bengalas pirotécnicas de los militares diseñadas para llenar los cielos por la noche con una iluminación brillante y generalizada.

Pero el ambicioso plan que Lansdale tenía en mente implicaba mucho más que simplemente deslumbrar a los cubanos con simples bengalas. También se estudió la posibilidad de utilizar un submarino de la Marina de los Estados Unidos para proyectar imágenes de Jesucristo sobre nubes bajas de la costa de la capital cubana de La Habana. El plan implicaba también - al mismo tiempo - la tripulación de un avión militar estadounidense, camuflado por las nubes y con su motor considerablemente amortiguado, utilizando poderosos altavoces para transmitir mensajes falsos de un Cristo igualmente falso al pueblo de Cuba, ordenando Para derrocar su gobierno y renunciar al comunismo.

Ejecutados correctamente, una operación tan altamente alternativa podría muy bien haber convencido a los cubanos de que el propio Jesucristo estaba llamando - y no traía buenas noticias para Fidel Castro. En última instancia, mientras que todo el asunto fue visto como indudablemente ingenioso en la naturaleza, también fue visto como una operación que tenía una gran posibilidad de fallar catastróficamente. Y si los cubanos se enteraban de que había un submarino estadounidense en el área inmediata y tomaron medidas militares exitosas contra ella, el costo desastroso para las vidas de los estadounidenses podría haber sobrepasado todo lo que la operación podría haber logrado. Así, esta extraña charada bíblica de la Guerra Fría fue archivada.

Por supuesto, esto plantea una pregunta muy importante, significativa y preocupante: si algún tipo de Segunda Venida realmente ocurre en algún momento del futuro de la Raza Humana, ¿cómo sabremos si tiene sus orígenes en el Cielo o en el oscuro y misterioso Mundo del oficialismo? Tal vez en realidad no lo sabremos. Quizás hay quienes están en el poder y ven la ingeniosa explotación de la religión como la última herramienta de guerra, manipulación y control abrumador ...

http://mysteriousuniverse.org/2012/08/faking-the-second-coming/

jueves, 16 de febrero de 2017

SURIYA BEGUM: OTRA MUJER MUERE A CAUSA DE UN RITUAL DE CURACION EN PAKISTAN

Una mujer fue asesinada durante un supuesto exorcismo cuando unos “curanderos” la amarraron de cabeza a un árbol y la golpearon múltiples veces con un palo. 

Así lo informó el diario británico Daily Mail, que dio a conocer que el hecho se presentó en la comunidad de Sajjadabad en la ciudad de Punjab en Pakistán.

Nazar Hussain, esposo de la ahora fallecida, llevó a su cónyuge donde los curanderos tras esta tener días de sufrir de distintos males. 

Los “curanderos”, luego de algunas plegarias, amarraron a la mujer al árbol para hacerle un exorcismo y la golpearon hasta morir. 

Suriya Begum, la mujer fallecida, murió de los múltiples golpes sufridos mientras su esposo les pedía a los curanderos que se detuvieran.

Ahora, las autoridades han iniciado las investigaciones de los hechos para tratar de determinar si los golpes causaron la muerte de la mujer.

sábado, 11 de febrero de 2017

CASO "DIEGO ANYER", LA PISTA DE LA "VIDENTE" SE CONFIRMA CON EL REGISTRO DE 13 TELEFONOS MOVILES


El juez de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, ordenó que 13 celulares incautados en el marco de la causa por el asesinato de Diego Anyer (20) fueran sometidos a pericias por parte de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial (SAIC). 

Se busca establecer si hubo conexiones reveladoras entre el sospechoso y la víctima y entre el acusado y su entorno. Además, saber si el teléfono del principal imputado estuvo en la zona donde mataron de un balazo al muchacho. Anyer fue encontrado muerto a un costado de la ruta nacional 14, en el kilómetro 698, con un balazo en la cara. Fue el miércoles 18 de enero, alrededor de las 22. 

Los detectives ratificaron que la principal hipótesis es la que conduce al joven de 19 años que fue imputado por el crimen. Es la misma pista que tomó repercusión nacional porque surgió luego de que el fallecido se le apareciera a una chica de 14 años para revelarle quién había sido el homicida. Fuentes judiciales precisaron que los investigadores ya trabajaban sobre esa hipótesis, pero las visiones de la adolescente aportaron un dato clave: la identidad de una testigo clave, de 12 años. La nena dijo que su novio (al ahora arrestado) le confesó haber sido quien ejecutó a Anyer. 

Es más, declaró que el joven le había anticipado que iba a darle su merecido a la víctima, a quien acusaba de intentar seducir a la niña. Esa testigo clave detalló que la noche del asesinato su novio acudió a su casa y luego de golpearle la ventana le contó que había cumplido con escarmentar a Anyer. Incluso dijo que le mostró un arma. Ese revólver nunca apareció, pese a los múltiples allanamientos que se realizaron para dar con él. Se cree que el sospechoso lo hizo desaparecer esa misma noche. 

La nena de 12 años y el acusado residen en Dos de Mayo. Las fuentes dijeron que apenas sucedió el hecho, testimonios orientaron las pesquisas hacia el ahora imputado, que incluso fue demorado. Pero luego lo liberaron al cabo de unas pocas horas. Estuvo excarcelado hasta que la adolescente que tuvo visiones volvió a ponerlo sobre el tapete. Anyer había recibido dos amenazas de muerte días antes del asesinato. Una había provenido de un hombre que había tenido un romance con su madre y que quería retomar la relación. 

El sujeto acusaba a Diego de oponerse a ese noviazgo. La otra intimidación era la del muchacho quien actualmente está acusado por el homicidio: la aparente intención de Anyer de cortejar a su novia había sido el motivo de la intimidación. La amenaza del novio celoso fue la que se impuso como hipótesis, más aún luego de la aparición de la llamada “vidente”. 

A propósito de la “vidente”, el juez Casco dispuso para ella asistencia psicológica. Los profesionales que la atendieron ratificaron que no tiene problemas mentales y que está diciendo la verdad. La chica le dijo al juez que dos veces se le apareció Anyer para darle detalles de su muerte. Y admitió que tal circunstancia se había transformado para ella en una carga muy grande. Una vez que estén listas las pericias de la SAIC, el magistrado decidirá si le dicta o no la prisión preventiva al acusado. 

http://misionesonline.net/2017/02/09/asesinato-de-diego-anyer-se-consolido-la-pista-de-la-vidente-y-ordenaron-peritar-13-celulares/

domingo, 29 de enero de 2017

UN JUEZ AUTORIZA REGISTROS Y DETENCIONES POR EL TESTIMONIO DE UNA JOVEN "VIDENTE"


Una adolescente de 14 años aseguró que el fallecido, Diego Anyer (20), se le apareció en una visión y le dio detalles de cómo y quiénes lo mataron el pasado miércoles en San Vicente. Hay varios demorados. 

La Policía no tiene como colaboradores a médiums, videntes o los llamados asesores psíquicos, que a veces se presentan ante las autoridades -por sí mismos o a través de familiares de las víctimas- a ofrecer sus servicios. Pero hay excepciones. Y una de éstas es el caso Diego Anyer, el joven de 20 años que fue hallado sin vida y con un disparo en el rostro el miércoles pasado a las 22 sobre la banquina de la ruta nacional 14, en el kilómetro 968, en la zona suburbana de San Vicente. 

El joven había estado momentos antes en la casa de un familiar y salió del lugar tras un llamado telefónico. Interrumpió la cena y esa fue la última vez que sus parientes lo vieron con vida. A los pocos minutos, apareció muerto. 

El tiro literalmente le atravesó el cráneo. La Policía acudió a la escena, ubicada a unos nueve kilómetros al sur de la citada localidad, y los pesquisas descartaron el robo, en virtud de que el o los autores no se llevaron nada. Tal como adelantó este Diario, por las características del hecho, los efectivos se inclinaron por un “ajuste de cuentas” de trasfondo que, prima facie, era confuso. 

Al día siguiente hubo un detenido. Un hombre de 51 años que, de acuerdo a datos que manejaba la Policía, hace un tiempo habría amenazado de muerte a la madre de la víctima. Al allanar su domicilio, los funcionarios policiales hallaron armas de fuego, por lo que el sujeto fue investigado preventivamente por la tenencia de las mismas, sin muchos elementos que lo vinculen al crimen. 

Hasta allí nada fuera de lo normal. Hasta que llegó el momento del último adiós al joven asesinado.

El velorio, la menor y la visión 
El viernes siguiente al homicidio -y en las horas siguientes- se sucedería una serie de episodios cuando menos, extraños. Alrededor de las 23 de ese día, en el hospital de San Vicente ingresó una adolescente de 14 años que, de acuerdo al parte médico oficial, se encontraba “en estado de shock”. 

Al ser entrevistada por los uniformados, habría manifestado que cuando se encontraba en el velatorio de “Dieguito” (Anyer) y en momentos que se dirigió al sanitario, se le apareció el fallecido en una visión y le dijo que “el detenido del pasado jueves, de 51 años, no fue quien lo mató” y que “los responsables de su muerte fueron el padre y el novio de una joven oriunda de Dos De Mayo con quien él intentaba mantener una relación”, al tiempo que le pedía que “no se quedara en silencio, que contara todo esto a las autoridades para que se hiciera justicia”. 

La menor recién declaró ante la Policía formalmente al otro día -sábado-, debido a su estado de salud. Lo hizo en compañía de un hermano de 20 años y ante personal de la Unidad Regional VIII (con asiento en San Vicente), de la División Homicidios Posadas y la psicopedagoga de esa Unidad. 

Para sorpresa de los investigadores, había más cuestiones sobrenaturales vinculadas a la causa. Muchas más. También se le apareció en sueños La adolescente habría revelado ante los uniformados y la psicopedagoga que en el transcurso de la noche tuvo sueños y visiones con la víctima. 

Habría indicado que Anyer se le apareció en sueños y le mostró la secuencia de su muerte, confió un vocero oficial. La chica habría afirmado que observó cuando “Anyer es interceptado por siete personas que circulaban en una camioneta de color blanca. Estos individuos se bajan y lo golpean. Cuando Anyer corre lo alcanzan y uno de los sujetos, al que señaló como el padre de la joven con la que la víctima intentaba mantener una relación, le efectuó un disparo en el rostro y luego los agresores se retiran con rumbo a Dos de Mayo”. 

Siguiendo las pistas 
Los pesquisas siguieron algunas de las pistas aportadas en las visiones y llegaron hasta el paraje Tealera de Dos de Mayo, donde se entrevistaron con una niña de 12 años y con su padrastro de 39. Si bien el testimonio de ambos no habría sido de interés para la causa, recién cuando dialogaron con la madre de la menor, les habría dicho que esta tendría un novio de 19 años, tal como consta en el parte oficial. 

La mujer habría agregado que justamente este joven “por celos amenazó que le sucedería algo a Diego si ella no lo dejaba, que el día 18 de enero (miércoles pasado y día del crimen) este muchacho habría llamado por teléfono a su hija y le dijo que esa noche iba a suceder algo”. 

Luego, alrededor de la medianoche, cuando la menor dormía, la testigo habría asegurado que el “novio de su hija golpeó la ventana y le confesó que mató a Diego y tenía en la mano un trapo blanco con el cual sujetaba un arma de fuego”, indicó la misma fuente. Fue entonces que los uniformados procedieron a la detención de la supuesta pareja de la menor de 12 años, un sujeto de 19, quien ahora es el más complicado en la causa, reveló un portavoz del caso. 

Además, fueron demorados y trasladados a sede policial tres jóvenes de 23, 28 y 18 años, como así también un adolescente de 16 (quien fue liberado el domingo por la noche), al igual que el padrastro de la nena de 12, informaron desde la Unidad Regional VIII. 

Los pesquisas tratan de dilucidar si estos individuos participaron en el hecho. 

Allanamientos y ropa con manchas 
Con la presencia del juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco, se allanaron las viviendas de los mencionados individuos. En la casa de la presunta pareja de la menor de 12 años -en el barrio Cooperativa de Dos de Mayo- se halló una remera azul y un pantalón de jean prelavado, ambas prendas con manchas color escarlata similares a sangre. 

En un pozo situado cerca de la vivienda del joven de 19 años los efectivos buscaban el arma presuntamente utilizada en el hecho, indicó un vocero.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/238867/una-vidente-guio-a-los-policias-hasta-los-presuntos-asesinos-de-un-j.html

sábado, 28 de enero de 2017

PEARL MOEN: "HOY APUÑALE HASTA LA MUERTE A UNA MUJER INOCENTE... FUE ABSOLUTAMENTE FANTASTICO...".



Pearl Ophelia Moen tenía 17 años cuando protagonizó la agresión contra una mujer, el 17 de noviembre de 2015,de la que dejó testimonio en su diario personal, según ha publicado la CBS.

"Voy a empezar con un momento emocionante. Apuñalé a una mujer inocente hasta la muerte hoy. (Técnicamente ayer ya que es la 1 am). Fue absolutamente fantástico. El asesinato me da algo grande como ningún otra cosa. Se siente como esta irrealidad nítida, intermitente y brillante, adrenalina y shock. Lucha o modo de vuelo. ¿Cómo puedo describirlo? Todo era irreal. Estoy muy orgulloso de mi misma. La apuñalé como 20 veces. Quizás más. No estaba contando." 

Una pareja joven se citó a pocos metros de la residencia de la adolescente, en Hyde Park. Se sentaron en la acera para conversar tranquilamente, mientras la joven los miraba escondida tras unos arbustos. 

El hombre se alejó para entrar en un baño y su acompañante se adormeció mientras tomaba el sol. En ese momento, Meon saltó sobre la mujer y la apuñaló una veintena de veces dejándola en un charco de sangre. 

A pesar de las terribles heridas, la víctima sobrevivió con un pulmón destrozado y con graves secuelas que han provocado su lenta recuperación. 

Después de varios meses del ataque la policía seguía sin tener pistas del agresor, a pesar de que el vecindario se implicó para repartir un retrato robot y pedir ayuda ciudadana.

El pasado Día de San Valentín la policía llegó hasta la casa de Moen por otro incidente familiar. La madre de la adolescente les dijo a los agentes que su hija coincidía con la descripción de la persona que había apuñalado a una mujer en la calle hacía meses, además de que tenía una colección de cuchillos y había estado bromeando con el ataque. 

Cuando las autoridades registraron su cuarto encontraron el diario y varios dibujos que describían el ataque y las palabras que Moen escribió sobre la agresión. Todos estos indicios llevaron a relacionarla y conseguir más pruebas de su responsabilidad. 

Esta semana, Pearl Meon, ha sido condenada por intento de homicidio a 15 años de prisión.

http://www.cuatro.com/noticias/sociedad/Pearl_Meon-adolescente_apunala_enfermera-adolescente_psicopata_Texas_0_2313675200.html

viernes, 27 de enero de 2017

MADAME DELPHINE LALAURIE: UNA ASESINA EN SERIE CON LICENCIA PARA MATAR



Muchas teorías y suposiciones rodean a la famosa Madame Delphine LaLaurie, una adinerada matrona y dama de sociedad que sembró el terror en la ciudad de Nueva Orleans durante mucho tiempo. Cuando un siniestro destruyó parte de su residencia en 1834, la población se asqueó cuando descubrió que en su residencia, LaLaurie solía torturar a sus esclavos. 

Forzada a escapar de la ciudad, no hubo dudas de su culpabilidad, y los relatos de sus prácticas se fueron tornando cada vez más grotescos y extraños al paso de las décadas. Incluso hasta nuestros días, la mansión LaLaurie es considerada la casa más embrujada de la localidad. Marie Delphine LaLaurie, fue conocida con el mote de Madame LaLaurie, fue una socialité influyente y poderosa que vivió su vida entera en el estado de Louisiana. 

Su tétrica fama la hizo notable como una cruel asesina en serie, involucrada con la tortura y el asesinado de esclavos. Oriunda de Nueva Orleans, LaLaurie contrajo matrimonio tres veces a lo largo de su vida. Siempre mantuvo una posición envidiable en las altas esferas de la sociedad hasta abril de 1834, cuando los pobladores que ayudaban a rescatar heridos después de un incendio en su mansión en Royal Street, encontraron a esclavos atados que mostraban signos evidentes de tortura. Furiosos por el hallazgo, la población invadió la propiedad, saqueando y destruyendo todo a su paso. Debidamente informada de lo sucedido, la Madame se refugió en casa de unos parientes y luego cambiaría de nombre para no ser conocida debido a la desaprobación social que desencadenó el descubrimiento de sus secretos. Temiendo que las repercusiones la colocarían en un inminente peligro, huyó a París, donde murió en un accidente de caza. La suntuosa mansión en Royal Street, uno de los sitios históricos más importantes de Nueva Orleans, fue reformada y subastada después de su muerte. Aun existe y es considerada como uno de los monumentos más famosos de la ciudad. Pero, ¿quién era la mujer que recibió el apodo de “el ciudadano más odiado de Nueva Orleans“, y también pasaría a la historia como “La Bruja de Royal Street“? 
La historia de un monstruo. 
Delphine Macarty nacería en algún punto del año 1775, era una de las cinco hijas de Luis Macarty Barthelmy, un inmigrante irlandés que se estableció en los Estados Unidos hacía el 1740. 

Su madre fue Marie Jeanne Lovable, también conocida como “viuda Lecomte”, pues había estado casada con un importante comerciante que murió en un accidente de carruaje. Ambos eran miembros destacados de la alta sociedad de blancos descendientes de inmigrantes europeos llamada Créole. El primo de Delphine, Augustin Macarty, fue alcalde de Nueva Orleans entre el periodo de 1815 y 1820. A mitad de la década de 1800, Don Ramón de López y Angulo contrajo nupcias con Delphine Macarty, Don Ramón era un oficial de alto rango en la Real Orden de Carlos de España. 

La ceremonia tuvo lugar en la Catedral de Saint Louis en Nueva Orleans. En al año de 1804, Don Ramón ascendió a una prominente posición, convirtiéndose en el cónsul general de España en Luisiana. En el transcurso de ese mismo año, Delphine y Don Ramón emprendieron un viaje a España. Los informes sobre el viaje resultan bastante contradictorios. Según la versión de algunos historiadores, el viaje habría sido un castigo al cónsul por las fallas en las formas en cómo había tratado diversos asuntos diplomáticos. En esa ocasión, Delphine logró justificar las malas acciones de su marido e impresionar a la Reina con su belleza e inteligencia. 

La pareja recibió el consentimiento para retornar a los Estados Unidos, pero en el transcurso de vuelta Don Ramón contraería una terrible enfermedad y moriría víctima de esta en La Habana. Delphine, que estaba en estado de gravidez, decidió permanecer en Cuba, donde dio a luz a su primogénita Marie Borgie Delphine López y Angulo de la Candelaria, apodada “Borquita”. Tiempo después decidió volver a Nueva Orleans y establecerse en la propiedad que su marido le había heredado. Ella misma se convirtió en administradora de la hacienda que plantaba caña de azúcar y tuvo mucho éxito en los negocios. A tres años de la muerte de su primer esposo, Delphine volvería a casarse con Jean Blanque, un prominente hombre de negocios de ascendencia francesa. 

El hombre llevó a su esposa a la lujosa Villa Blanque y allí tendría otros cuatro hijos, todas mujeres. Blanque falleció en medio de circunstancias tan misteriosas que algunos creen se trató de un envenenamiento en el año 1816. Nueve años después, en 1825, Delphine se casó con su tercer marido, el doctor Leonard Louis Nicolas LaLaurie, que era bastante más joven que ella. Para 1831, la familia se adjudicaría la famosa propiedad en el número 1140 de Royal Street, que la mujer mantendría a su nombre sin involucrar demasiado a su esposo. Algunos rumores indican que el propietario original de esta mansión, un médico llamado Nicholas Gerry, no tenía intención de vender la propiedad, pero que Delphine se las había arreglado para negociar con los acreedores del hombre y convertirse en dueña de los derechos sobre las deudas que tenía Gerry con estos. Haciendo uso de su conocimiento financiero, terminó por quedarse con la casa y varias posesiones más del doctor que viéndose en la ruina, terminó por cometer suicidio. 

La mansión fue totalmente remodelada y no se escatimó en lujos para transformar la construcción en un verdadero palacio. Maderas preciosas y portones de hierro fueron traídos desde Francia, cortinas de tejido ingles en las ventanas, muebles y demás mobiliario italiano adornaban los aposentos que finalmente fueron decorados con alfombras persas y antigüedades. En 1832 un tercer piso fue añadido a la mansión y un sector especialmente dedicado a los esclavos en la parte superior. Las fiestas que solía ofrecer Madame Lalaurie eran verdaderos sucesos en el calendario social de Nueva Orleans. Un sinfín de cenas y conciertos tuvieron lugar en los pasillos y jardines de la opulenta mansión, donde se codeaban los estratos más altos de la sociedad. 

La fiesta de compromiso de una de sus hijas fue uno de los eventos sociales más comentados de 1832 y contó con la asistencia de políticos, artistas y otras personas influyentes. En esa época, era muy frecuente que las familias más acomodadas del sur de los Estados Unidos mantuvieran esclavos negros como mano de obra en sus fincas. Los LaLaurie eran dueños de varios esclavos que servían a la familia y, de hecho, se supone que negociaban directamente con los comerciantes de esclavos involucrándose en el lucrativo tráficos de negros. Los informes sobre la forma en que Delphine LaLaurie trataba a sus esclavos entre 1831 y 1834 varían. 

El historiador Harriet Martineau, reunió desde 1838 testimonios de habitantes de New Orleans sobre los esclavos que pertenecían a LaLaurie. Muchas personas notaban que estos esclavos estaban “inusualmente cansados y delgados”, sin embargo, en sus apariciones públicas Delphine siempre era amable con los negros y se mantenía al tanto de la salud de sus esclavos. Los registros judiciales de la época contenían notas de que los LaLaurie habían emancipado a dos de sus esclavos (uno llamado Jean Louis en 1819 y otro de nombre Devince 1832). Pero también había rumores de que Delphine trataba a sus esclavos de una manera muy diferente cuando estaban en privado. 

Autoridades policiales visitaron la mansión en Royal Street en más de una ocasión para devolver a algún esclavo que se había desmayado intentado hacer alguna tarea. Un número considerable de los que habían intentado escapar y la mayoría de las veces, cuando eran devueltos, nunca más se les volvía a ver. La legislación vigente en aquella época en Nueva Orleans regulaba el trato entre esclavos y amos, prohibiendo que “esclavos de casa” recibieran castigos considerados crueles. Una amiga de Delphine, sin embargo, recordó que una de las criadas de la casa, una esclava, le rogó por ayuda, porque temía que LaLaurie la matara. Varios testigos más recordaron historias que involucraban la crueldad de Madame LaLaurie. 

Un abogado amigo de la familia dijo que cierta vez había atestiguado cómo una esclava llamada Leah, de sólo 12 años, huía al techo de la casa aterrorizada diciendo que su señora pretendía arrancarle la piel. Mientras lloraba aterrorizada, Delphine la esperaba con un látigo jurándole que el castigo sería mucho peor si no se callaba inmediatamente. Cuando la niña se negó, su dueña tuvo que lanzarle piedras para obligarla a obedecer. La niña perdió el equilibrio y cayó rompiéndose el cuello. Furiosa, Delphine mandó a atar el cadáver de la niña en un poste y en seguida lo azotó repetidas veces. El pecado de Leah había sido jalar el pelo de la señora mientras le pasaba un cepillo para el pelo. 

En otra ocasión, Delphine quedó insatisfecha con la comida servida a sus invitados ilustres a la mansión. Como forma de castigo, ordenó que los esclavos no fueran alimentados durante días, pero los obligaba a ver mientras la familia ingería sus alimentos. Cuando uno de ellos desmayó, Delphine mandó a que la pobre mujer fuera retirada, colocada en un ataúd y enterrada en el jardín. 

La preocupación de Madame respecto al supuesto robo de comida de sus esclavos se convirtió en paranoia. Ninguno de ellos podía comer nada sin que ella personalmente lo autorizara, muchos sufrieron horriblemente y languidecieron hasta morir. Buenas fuentes también aseguran que Delphine llegó a ser procesada por malos tratos a nueve esclavos que trabajaban en una plantación de la familia. Supuestamente estos esclavos fueron vendidos a otra plantación, pero algunos dicen que nunca llegaron a su nuevo destino. Fueron asesinados en el camino y enterrados en los pantanos de Louisiana. Hay muchos otros relatos que cuentan desde maltrato a las criadas con látigos hasta esclavos cuyos dedos, manos y pies fueron cortados con una hoja de hacha por haber cometido faltas, como no pulir correctamente la platería de la casa. 

El incendio de abril. 
El 10 de abril de 1834, se desató un incendio en la cocina de la mansión de Royal Street. Los propietarios no se encontraban en el lugar y las autoridades fueron requeridas para combatir el fuego. En la cocina encontraron a una mujer negra de setenta años, la cocinera preferida de los Lalaurie, encadenada de las manos y tobillos. Más tarde, la anciana dijo que había iniciado el incendio como un intento de suicidio por temor a su dueña. Sus palabras fueron: “Tengo miedo de ser llevada a la última planta. Ninguno de los que han ido allí ha regresado.

” Una vez que esto se publicó en el New Orleans Bee, la población intentó entrar en la residencia para evacuarlos. Como nadie sabía dónde estaban las llaves, rompieron las cerraduras y se encontraron con “siete esclavos en un estado deplorable, algunos horriblemente mutilados… habían cadáveres colgados del cuello pendiendo de cuerdas, brazos y piernas cortadas aún presas de las cadenas y numerosos instrumentos de tortura dispersos por la cámara. Los esclavos confesaron que habían sido llevados a aquella cámara de horrores donde sufrieron horriblemente. Algunos habían estado allí durante meses“. 

Uno de los primeros hombres en descubrir esta cámara de tortura fue el juez Jean-Francois Canonge, que más tarde dio testimonio de lo que vio en la mansión: “Había una mujer desnuda con un collar de hierro lleno de espinas prisionera a la pared por una cadena. Las abundantes heridas en la espalda evidenciaban el uso de látigos y hierros al rojo vivo. Una mujer contó que Madame Delphine acostumbraba a cortarla con una navaja y beber su sangre. A veces hundía sus manos y rostro en una vasija llena de sangre creyendo que así podría rejuvenecer“. Canonge continuó su testimonio: “Una anciana negra tenía una herida profunda en la cabeza y estaba demasiado delgada como para hablar o caminar. Un hombre había sido castrado y la herida cosida con hilo, la lengua también se le había cortado para que no pudiera quejarse.

” Uno de los hombres de confianza de Madame LaLaurie al ser interrogado, confesó que la cámara de torturas había sido utilizada durante años y que su dueña se divertía casi a diario atormentando a sus esclavos. “Nada le daba más placer” contó. 

Los espeluznantes y fríos relatos enfurecieron a la población y luego de que la casa fuera apedreada, una turaba armada con palos arrasó con todo, excepto con las paredes inferiores. La ropa y las joyas de la familia fueron saqueadas, los pasillos con sus muebles de lujo devastados y por casi nada la casa era enteramente quemada por la población. Una de las hijas de Delphine que se encontraba en la mansión fue atacada y si no fuera por la intervención de las autoridades habría sido linchada. Los esclavos torturados fueron llevados a la prisión local, donde rindieron testimonio sobre todo lo que habían pasado. Las audiencias públicas fueron bastante concurridas – más de 4,000 personas según el New Orlean Bee, se presentaron a los procedimientos. 

Durante la audiencia, las personas se desmayaban conmocionadas por la nauseabunda narrativa al punto en que el sheriff decidió restringir la presencia del público. El Pittsfield Sun, citando al New Orleans Advertiser dijo que semanas después del incendio y la evacuación de los esclavos, se empezaron a desenterrar cuerpos del patio trasero de la residencia. Ocho osamentas humanas completas fueron encontradas en el sitio donde los capataces de los LaLaurie dijeron haber enterrado los cadáveres en tumbas poco profundas. Como si este resultado no fuera terrible en sí mismo, otro capataz confesó que había muchas otras víctimas cuyos cuerpos fueron arrojados a un pozo seco en la parte trasera de la propiedad. Para agregar una nota aún más brutal a esta tragedia, cuando abrieron el pozo, las autoridades encontraron huesos de niños que habían sufrido torturas similares. 

La huida de LaLaurie 
Pero, ¿qué pasó con Madame Delphine después del macabro descubrimiento en su mansión? La vida de los LaLaurie luego del incidente de 1834 no está bien documentada, hay poca información, en parte porque ellos mismos intentaron desaparecerla desesperadamente de circulación. Tras el aterrador descubrimiento, Delphine y sus hijas habrían huido a la ciudad de Mobile, en Alabama, donde fueron protegidas por parientes lejanos. Allí, su esposo Leonard las abandonó por temor a represalias si continuaba con ellas. Delphine se quedó con los familiares durante unas pocas semanas, pero incluso estos temían a las acusaciones y no las querían cerca. 

A mediados de junio, temiendo ser descubierta, Delphine envió a sus hijas para que se quedarán con sus amigos y agendó un pasaje en un barco que la llevó a París. Supuestamente LaLaurie tenía dinero en los bancos franceses, pero nunca se supo el tamaño de su fortuna. Lo que había en Louisiana se perdió para siempre. A pesar de estos, todavía tenía los recursos suficientes como para permitirse establecerse en la capital de Francia y mantener un alto nivel de vida. Sus hijas nunca se unieron a ella en Europa, afirmando que ya no querían tener ninguna relación con la “Bruja de Royal Street” Las circunstancias de la muerte de Delphine LaLaurie no están claras. 

El historiador George Cable escribió una historia que se volvió popular afirmando que ella habría muerto en un accidente de caza en Francia. Habría sido asesinada por un jabalí furioso que la tiró del caballo y la embistió. Algunos afirman que regresó a los Estados Unidos y murió en San Francisco en la decadencia, pero nadie lo sabe a ciencia cierta. Sea cual sea la verdad, en la década de 1930, Eugene Backes, un enterrador de un cementerio en St. Louis descubrió una placa de cobre con la inscripción: “Madame LaLaurie, née Marie Delphine Macarty, décédée à Paris, le 7 Décembre, 1842, à l’âge de 6-.” Algunas personas dicen que el fantasma de Madame LaLaurie todavía se pasea por las calles de Nueva Orleans, pero en este caso, las supersticiones y las leyendas se mezclan con la realidad fabricando historias de miedo. 

Se puede ver una interpretación de estos hechos en la tercera temporada de la serie estadounidense American Horror Story: Coven.

http://marcianosmx.com/madame-delphine-lalaurie/

jueves, 26 de enero de 2017

ABOGADO CONDENADO A 12 AÑOS DE CARCEL POR HIPNOTIZAR A SUS CLIENTAS PARA ABUSAR SEXUALMENTE DE ELLAS


Michael Fine conocía cómo dormir a las mujeres que lo visitaban en su oficina 15 de noviembre de 2016 

Era una visita rutinaria a su abogado luego de su divorcio. Ocurrió en Shieffield Village, en Ohio, cuando una mujer fue a ver a Michael W. Fine, de 59 años, su abogado, para hablar acerca de la custodia. Charlaron y ella le pagó 1.500 dólares por su servicio. Era trabajo, como siempre. Al menos, eso pensaba ella. Cuando se fue, notó que su sujetador estaba mal puesto y su área vaginal estaba mojada, de acuerdo con los documentos de la corte. 

Tratando de profundizar, se dio cuenta de que sus recuerdos de lo que había ocurrido en esa sala eran poco claros. Sucedió una y otra vez. Cada vez, su corpiño estaba misteriosamente desabrochado y la zona cercana a su vagina, húmeda o mojada. 

Estaba confundida, preocupada. Se preocupó tanto que en septiembre de 2014 reportó el extraño caso al Departamento de Policía de Sheffield Village. Fue entonces cuando comenzó a grabar sus encuentros con Fine. 

Luego de una reunión en particular, se fue con la misma misteriosa sensación, pero sólo recordaba hablar sobre "asuntos legales". Luego puso la cinta para escuchar. Fue entonces que escuchó una "discusión altamente sexual" entre ella y Fine, en la cual el abogado dijo que le daría "el más asombroso placer" y que la haría "experimentar un orgasmo masivo". 

En un momento, él le dice que ella estaba "empapada" y que él sería "su maestro y ella su alumna". "Puedo hacerlo contigo todo el tiempo. Soy el único que sabe cómo desencadenarlo", le comentó, de acuerdo con los documentos judiciales. 

Varias veces, le pidió que la próxima vez llevase un vibrador. "Sólo recordarás lo que hablamos sobre tu caso hasta que nos veamos de nuevo mañana. ¿Entiendes?", concluyó Fine. 

La mujer no recordaba nada de eso. Volvió al Departamento de Policía, donde el oficial José Soto escuchó la grabación y le sugirió que cancelara la próxima reunión. 

La Oficina del Fiscal del Condado decidió que la mujer llevara un micrófono y una cámara oculta para grabar su encuentro con Fine. Casi inmediamente que la reunión comenzó, el abogado "puso en trance a la mujer". De nuevo, comenzó a hablar en términos sexuales explícitos, algunos de los cuales sonaban como reglas: "Puedes tocarte libremente"; u órdenes tales como: "Vas a sentir tal atracción y excitación que vas a exigir que te toque y me toques". 

Fine dice: "A la cuenta de tres, no podrás controlarte. Seguirás siendo voraz, increíblemente caliente, asombrosamente, increíblemente excitada e insistirás en que te toque de cualquier manera que te traiga placer". En el video aparece frotando su hombro. 

Las cosas no continuaron porque la policía irrumpió en el lugar. Otra mujer, a quien también se le conservará el anonimato, tuvo una experiencia similar. Durante su primer reunión con Fine, hizo comentarios sobre su aspecto físico. También le preguntó si sentía que sus brazos estaban "livianos" y le dijo que se "enfocara en su voz mientras contaba regresivamente", de acuedo con documentos de la corte. La mujer creyó que Fine quería hipnotizarla. 
En otra denuncia contra el abogado, una víctima describió cómo realizó la hipnosis. Bajo el disfraz una "meditación" y de "atención plena", le pedía que se sentara en una silla, realizara unos cuantos ejercicios de respiración y cerrara los ojos. A veces, le pedía que mirara el espacio entre sus dedos. Se cree que hizo lo mismo a otras víctimas. 

En septiembre se declaró culpable. Admitió usar su familiaridad con la hipnosis para controlar a seis mujeres, forzarlas a atender sus deseos sexuales contra su voluntad. El lunes, Fine fue sentenciado a 12 años de prisión. 

Por Travis M. Andrews – The Washington Post 

http://www.infobae.com/america/eeuu/2016/11/15/a-la-cuenta-de-tres-no-podras-controlarte-el-abogado-que-hipnotizaba-a-sus-clientas-y-abusaba-de-ellas/